Con la técnica de filtración conseguimos que un vino turbio debido a las partículas e impurezas que se encuentran en suspensión pase a limpiarse y conseguir de esta forma la calidad final adecuada para proceder a la venta del mismo.


La filtración puede realizarse en diferentes etapas de la elaboración del vino y por lo tanto los medios a emplear son diferentes dependiendo de que etapa nos encontremos.


Nos encontramos con dos tipos de filtraciones, las filtraciones más “gruesas” donde retendremos mediante medios filtrantes como la celulosa y las placas las partículas más grandes y una filtración más “fina” donde retendremos micropartículas, mediante los filtros de membranas.


Renovar la Tradición


Tradicionalmente se viene realizando las filtraciones más gruesas con las llamadas tierras diatomea pero debido a su peligrosidad para la salud en Gon-cruz las hemos sustituidas por otro tipo de coadyuvantes en base celulosa, pudiéndose reciclar y siendo totalmente inofensivas tanto para el vino como para la salud de los trabajadores.

Celulosa de filtración

Placas

Microfiltración

Coadyuvante de filtración en base celulosa.


Gráfico comparativo con diatomeas

Gama de placas filtrantes de nueva concepción. Se diferencia de las placas tradicionales por el carácter anisotrópico de los canalículos de paso del líquido a filtrar.

Los cartuchos de Micro-filtración de polietersulfona (PES) han sido diseñados con el fin de utilizar la amplia superficie de filtración de la membrana plegada PES.

Filtraciones gruesas

Filtraciones medias a finas

Filtración micro-partículas

20 KG

cajas de 100 placas

cartuchos unitarios

Consultar

ficha técnica

>7

5

3

0,8 - 1

< 0.8 -1

0.1

0,2

0.45

0,65

0.8

1