EL SULFUROSO


Además de la uva es la única sustancia imprescindible para elaborar vino. Conocido por los romanos, el azufre se usaba para proteger las plantas de la acción de hongos y arañas. Se origina por la combustión del azufre = anhídrido sulfuroso. Es un conservante también utilizado en alimentación y sujeto a control, tendiendo a rebajar las dosis legales.   En el vino su uso se encuentra supeditado a la evitación de una posible tercera fermentación, la Acética que convertiría nuestro vino en  vinagre.


Existen varios modos de utilización, desde el azufre puro como desinfectante de barricas pasando por forma de Metabisulfito, Gas y en Disolución.


También podemos añadir el Ácido Ascorbico a la lista de productos conservantes ya que  permite evitar la oxidación de los aromas de los vinos y conservar su frescor gracias a sus propiedades reductoras evitando las alteraciones del color y del gusto.











SO2

Vitafarma C

A. Láctico


· Metabisulfito Potásico Polvo

· Compromido Efervescente Metabisulfito

· Solución Sulfurosa 180


·  Bolsas de 1 Kg. Caja 20 Kg.

· Caja de 42 de 2g. Caja de 48 de 5g

· Bidones de 26 Kg.

Dependiendo de vino a tratar.


· SO2

· SO2 y bicarbonato

· Soución 180 g SO2

Confiere frescor al vino y evita la oxidación de aromas

1 Kg

5-10 g./HL.

ácido ascórbico

Aporta al vino estabilidad química y microbiológica mejorando también sensorialmente.

25 Kg

1-2 cc./L.

ácido láctico